Acercamiento histórico entre Estados Unidos e Irán.

Los líderes de Estados Unidos, el Presidente Barak Obama y de Irán, el Presidente Hasan Rohaní mantuvieron en la tarde del viernes, según reveló el propio presidente Obama, una conversación telefónica de unos 15 minutos luego de tres décadas de distanciamiento y hostilidades.

El Presidente Barak Obama dijo en su intervención que la conversación “demostró es que es posible encontrar una solución pacífica al programa nuclear iraní” y crear una “nueva relación” entre las dos naciones.  La conversación, que puede ser el primer paso de una reconciliación luego de muchos años de atentados, secuestros y tensiones.

En sus intervenciones ante la Asamblea General de las Naciones Unidas ambos mandatarios expresaron su voluntad de entendimiento y acercamiento.

Por su parte, este mismo viernes en La Habana, el Presidente cubano Raúl Castro, quien se ha referido en numerosas ocasiones a la disposición de su gobierno a dialogar con su homólogo norteamericano, declaró que “Cuba puede tener relaciones, basadas en el respeto mutuo, con todos los países del mundo”

Al iniciar este acercamiento, los gobiernos de Irán y los Estados Unidos establecen un nexo político inteligente y conciliador por encima de las ideologías que defienden. Valdría la pena aprovechar este hecho y aceptar el ofrecimiento de Cuba a un dialogo desde el respeto mutuo, a fin de solucionar, políticamente, las diferencias que por más de cincuenta años han enfrentado a dos países vecinos y con intereses comunes.

Las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba no pueden continuar secuestrada por una política perteneciente a una guerra fría inexistente. Sobre la mesa está la proposición de Cuba, toca al gobierno norteamericano adoptar una postura conciliatoria y positiva.

Por Jorge de Armas (Miembro de CAFÉ)