Recogemos lo que sembramos

Lorenzo Cañizares 

Por fin pudieron jugar los Industriales acá en tierras del exilio. Si no han podido jugar en Miami no tiene nada que ver con la administración de Obama sino una vez más una demostración del odio visceral que existe hacia el pueblo cubano por la extrema derecha del exilio cubano.

Ahora, como bien sabemos no estamos lidiando con mentes extremistas desde un solo lado. Mi esperanza en que Raúl Castro encuentre el camino para poder desarrollar la grandeza que puede tener la nación cubana es que el está dispuesto a luchar ideológicamente para un cambio con los extremistas que los simpatizantes de su régimen tienen allá y acá. Por ejemplo, al mismo tiempo que nos deleitamos con el juego de los Industriales es también grande e importante celebrar el triunfo de peloteros cubanos que están residiendo en USA. Es importante que demostremos que tenemos todos un corazón grande donde se celebre a los Industriales pero también se celebren los logros de Céspedes, Chapman, Fernández, González, Puig y otros muchos mas. Estos peloteros son también glorias de Cuba. Estos peloteros también nos deben dar tremendo placer y orgullo los triunfos que ellos obtengan en el diamante y ojala los cubanos de la “base” pronto también puedan disfrutar de sus habilidades.

Hace un tiempo atrás critique a esos que por razones políticas prefieren la derrota de un equipo cubano o boxeador cubano a que ellos obtengan victoria y que los malditos “Castros” o los “gusanos” se anoten una victoria. Esta posición es totalmente contraproducente no solo a una reconciliación nacional sino también no ayuda a la “cubanidad” necesaria para acelerar el paso al camino de la grandeza. No se puede luchar con todo corazón sino se ama a la gente por quien se lucha.

Por último quiero referirme a algo que he notado en abundancia, sobre todo desde que establecí residencia en Miami, el constante señalar lo negativo sobre Cuba y la hipocresía que eso envuelve sobre todo cuando si se sale a la calle aquí es mucho peor que lo que señala de Cuba. Por ejemplo, la prostitución. Sabemos que existe prostitución en Cuba, también sabemos que hay mujeres cubanas que venden su cuerpo por necesidades económicas, pero compatriotas hay que ser propagandista barato para no señalar que eso no pasa sólo en Cuba. En sociedades ricas donde no debieran existir esas condiciones económicas se ve este asunto de mujeres vendiendo su cuerpo por razones económicas como si fuera tomarse un vaso de agua.

Si queremos acelerar el proceso de estrechar lazos debemos internalizar nuestra cubania y celebrar en conjunto los logros de nuestra gente, no importa que tilde política lleven. Recogemos lo que sembramos.