¿Por qué Mario Díaz-Balart está todavía en el Congreso?

Benjamin Willis

Mario Díaz-Balart está desconectado de la realidad y se le debe desconectar de su cargo

El 18 de junio pasado, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes aprobó su proyecto de Ley de Asignaciones de Servicios Financieros (FY 2016). Contiene tres prohibiciones “específicas para Cuba” que fueron redactadas por uno de los miembros del Congreso más desconectado de la realidad –Mario Díaz Balart.

Estas prohibiciones son una amenaza a los avances universalmente aclamados en las relaciones de EE.UU.-Cuba y buscan terminar la muy exitosa política “pueblo a pueblo” del presidente Obama que ha generado interés entre todos los norteamericanos para ir a Cuba y ver por sí mismos los devastadores efectos del embargo. Estas medidas también harán daño a los cubanos en la Isla que se han beneficiado de la afluencia de turistas y a aquellos cubanoamericanos que han invertido en negocios y empresas familiares en una naciente economía de mercado.

¿Por qué Mario Díaz-Balart no escucha a la mayoría de su estado y de la nación?

¿Cómo puede Díaz-Balart asegurar que él es el campeón del pueblo cubano si 97% de ese pueblo está a favor de la normalización? Está ofuscado debido a la relación de su familia con Fulgencio Batista, un dictador que suspendió la democracia en Cuba. Con relación a Cuba, lo suyo es algo personal, y esa vendetta  de larga data está entorpeciendo el proceso inevitable de normalización.

¿Qué es lo que logrado Mario Díaz-Balart durante su mediocre carrera en  el Congreso?

Aparte de ser el beneficiario del muy manipulado 25to. Distrito Congresional de la Florida, este empleado público no ha hecho nada más que servir sus propósitos al perpetuar a la industria pro-embargo. Él es un importante actor en un contingente de extremistas que ha logrado dejar a 1,8 millones de cubanos y cubanoamericanos del área de Miami sin un embajador en Cuba, en este momento en que las negociaciones entre políticos norteamericanos y líderes del sector privado se están realizando cada semana  en la Isla.

¿Por qué no hay mejores líderes representando al estado de la Florida y a nuestro país en el Congreso?

Ya es hora de elegir a un representante que refleje la opinión y visión del pueblo del sur de la Florida.

Alina Valdés es una doctora, profesora e inmigrante cubana que representará realmente el abrumador sentimiento de los cubanoamericanos en relación con Cuba en su distrito, sur de la Florida en particular, y en toda la nación en general.

Ella es exactamente el tipo de candidato que el PAC United States Cuba Now va a apoyar.

El  25to. distrito no puede estar controlado por Díaz-Balart o cualquier otro representante que sabotee la normalización. ¿Apoyarán ustedes a Valdés y otros candidatos o se cruzarán de brazos y permitirán que la misma política revanchista obstaculice el camino del verdadero progreso?

¿Por qué Mario Díaz-Balart y sus compinches del embargo derrochan mil millones de dólares de los contribuyentes en fracasadas políticas de EE.UU. hacia Cuba?

Díaz-Balart y sus compinches son mantenidos a flote por el desbalance monetario creado por el lobby pro embargo. Muchos de los representantes, cubanoamericanos o no, que votaron a favor de tal legislación draconiana como parte del proyecto de la Ley de Asignaciones votaron en contra de los intereses de sus propios electores, sencillamente debido a una modesta donación y la desinformación en la que estaba envuelta para regalo.

¿Están ustedes dispuestos a permitir que esa gente continúe controlando las políticas, o van ustedes a contrabalancear su influencia?

Haga una donación hoy e inicie el proceso de normalización.

La normalización es inevitable, pero ustedes pueden lograr que suceda más temprano que tarde.

(*) Benjamin L. Willis es Co-Director United States Cuba Now PAC, 

www.uscubanowpac.com

(*) Benjamin L. Willis es Co-Director United States Cuba Now PAC, 

www.uscubanowpac.com