El tema Cuba y la lista de países patrocinadores del terrorismo.

RAÚL MOREJÓN

Como se acerca la fecha anual en que el Departamento de Estado actualiza la lista de países patrocinadores del terrorismo, los medios de comunicación comienzan a crear y estimular estados de opinión en esa dirección.  Lógicamente los sectores y medios de prensa a favor de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba sacan a la luz trabajos investigativos que tratan de demostrar que Cuba ha sido víctima de políticas injustas desde Estados Unidos y como se ha usado el dinero del contribuyente para ello, tal es el caso de las recientes revelaciones de la Agencia AP sobre la red de Twiter “Zunzuneo”.

Los sectores hostiles a Cuba que mantienen interés en sostener la política de embargo y aislamiento también se apoyan en medios de prensa afines a ellos,  promoviendo campanas que permitan que algunos grupos de población crean que Cuba se debe mantener en  dicha lista. Tal es así,  que en estos días en el sur de la Florida, a partir de una publicación en el Nuevo Herald  titulada “ Asesinato en Coral Gables” donde se trata  el tema tal como si fuera una novela con poco nivel literario, que no es necesario citar fuentes,  evidencias o testigos,  e intenta  vincular un asesinato sin resolver en  el año 1995 con Fidel Castro y la producción de armas químicas y biológicas  por laboratorios  en Cuba, con esto y la consiguiente repercusión en las emisoras de Radio y Canales de TV locales, se trata de crear una atmosfera que propicie y favorezca la creencia de que Cuba produce este tipo de armas.

Es bien conocido que Cuba ha realizado importantes inversiones tanto materiales como humanas durante muchos años en la esfera  delas  investigaciones científicas, tanto en infraestructura como investigadores. En este rubro se encuentra a la vanguardia con un selecto grupo de países a nivel mundial.

Sin ser un científico y mucho menos  experto en armas biológicas, creo que con el nivel alcanzado por Cuba en sectores como la biotecnología y la industria farmacéutica, donde hoy se está desarrollando  con muy buenas expectativas una vacuna contra el SIDA, no sería muy difícil deducir  que si hubiera un interés expreso del gobierno cubano de desarrollar algún tipo de arma biológica, estaría en condiciones de hacerlo. Al igual que muchos otros países que poseen un desarrollo similar al de Cuba en esta materia. El tema es que cuando está por hacerse pública por parte del Departamento de Estado la nueva la actualización de la lista de países patrocinadores del terrorismo, entonces los medios que responden a los intereses de la extrema derecha anticubana se empeñan en mencionar a Cuba como que tienen la capacidad de producir dichas armas y no mencionan ni les interesa mencionar  a 20 o 30 países más que poseen la misma capacidad, no se puede juzgar a nadie porque tenga la capacidad de convertirse en criminal, todos los seres humanos al ser imperfectos pudiéramos serlo. Más bien este enfoque sobre la potencialidad de hacer algo o no, va dirigido a manipular la opinión publica.

Lo que sí es ampliamente conocido, aunque el  Nuevo Herald no lo publique,  es que Cuba ha desarrollado medicamentos muy eficaces para mejorar la calidad de vida de los enfermos de cáncer de pulmón, reducir el riesgo de amputación de miembros a pacientes  diabéticos, reducir la mortalidad en personas con ataques al corazón, así como vacunas para la inmunización y prevención de un gran número de  enfermedades. Algunos de estos medicamentos no existen en otros países y son necesitados por millones de personas en todo el mundo, incluyendo los EEUU.

También es conocido hasta donde se ha desclasificado y hecho público, que ninguna institución de inteligencia tanto civil como militar de los EEUU tengan evidencia alguna, de que Cuba desarrolla este tipo de armas, y digo hasta donde se ha hecho público, porque tengo la certeza de que  si hubiera la más mínima prueba de ello dada la cercanía territorial, el gobierno norteamericano hubiera actuado inmediata y diligentemente.

Los medios pro- embargo ya se están quedando sin argumentos, tienen que acudir a reportajes de muy mala calidad y credibilidad, les resulta prácticamente imposible convencer a la mayoría de la opinión pública de que Cuba debe mantenerse en esa lista y el Departamento de Estado lo sabe.

 

 

Nota: Adjunto el link del artículo del Nuevo Herald para avalar lo comentado anteriormente

http://www.elnuevoherald.com/2014/04/06/1719421/asesinato-en-coral-gables-muerte.html