El juego del gato y el ratón

Por Gladys Cañizares

¿Quién pilla a quién? Esa es la política mantenida por décadas entre EEUU y Cuba, una carrera sin rumbo que lejos de beneficiar al pueblo cubano, les ha atrapado en un callejón sin salida.  Para explicarme mejor usaré tres frases muy conocidas. La primera, “todo lo que comienza mal termina mal.” Su significado se aplica perfectamente en el mal comienzo de ambos países en el siglo XIX, que ha resultado en el fallido embargo económico contra Cuba. Por mucho que algunos se esfuercen, la vieja pugna no permite una buena relación. ¿Será que cuando existe buena predisposición de cambio puede terminar bien? Yo creo que sí, pero solo cuando existe buena voluntad.

La segunda frase es “a medias tintas.” Esta frase es perfecta para la misiva al Presidente Obama pidiendo alivio a las restricciones estadounidenses de viajes y negocios con Cuba, con el propósito de apoyar a la sociedad civil  al crecimiento del sector empresarial privado en la isla. La misiva es respaldada por el Cuban Study Group (CSG), liderado por el empresario Carlos Saladrigas, Andrés Fanjul, Carlos Cejas y otras reconocidas personalidades del gobierno y empresarios de EEUU.  

Sin embargo, cuando se anda con rodeos y se deja de lado lo esencial, se presta a diversas interpretaciones. Eso es justamente el resultado de dicha misiva que en ningún momento exige el levantamiento del embargo, pero que disfraza la realidad, para conseguir viajes de organizaciones que se especializan en derecho, bienes raíces, titulación de tierras, servicios financieros y crédito, entre otros. Prácticamente y según ellos, sería la solución para expandir las posibilidades de comercio con empresas privadas en Cuba. Para que este pedido surtiera el efecto deseado, el gobierno cubano necesitaría la disponibilidad de cuentas con bancos en el extranjero, incluyendo a EEUU y a la misma vez las corporaciones multinacionales serian exentas de las millonarias penalidades por comerciar con Cuba.

¿Por qué tanto rodeo si el efecto es el mismo? ¿Por qué los reconocidos grupos del exilio cubano en Miami han salido al paso con una oposición tibia? ¿Por qué la activista cubana Miriam Leiva, cofundadora de las Damas de Blanco pidió este lunes en una conferencia en el centro de estudios Center for Strategic and International Studies, en Washington, un mayor acercamiento del gobierno de EEUU, aduciendo que la apertura es lo que más puede influir en un gobierno como el cubano? ¿Quién engaña a quién?

La tercera frase es “mucho ruido y pocas nueces.” Se está haciendo un gran alboroto, sin la posibilidad de ningún resultado real. Contar con personalidades del gobierno estadounidense no es suficiente. En ningún momento se menciona el papel que juega el gobierno cubano en este plan. ¿Cuál es el plan de trabajo? ¿Quién elaborará las leyes que protejan al pueblo cubano para impedir la corrupción corporativa? ¿Qué condiciones serán impuestas para su cumplimiento? ¿Quiénes son los empresarios o inversionistas? ¿Cuál es la estrategia?

Abogo por el levantamiento total del embargo económico contra Cuba, pero no a medias y con transparencia. Cuba por encima de todo. Después del escándalo de ZunZuneo y sin una investigación pertinente, cabe la preocupación de otra injerencia por parte de EEUU usando métodos no convencionales.