Con futuro o sin futuro

Por Lorenzo Cañizares

Se sigue marchando hacia adelante a un futuro incierto. En Cuba se están  haciendo algunos de los cambios que el mismo Raúl ha dicho que son imprescindibles para que el gobierno socialista pueda continuar gobernando. Es decir, se reconocen los problemas económicos que están llevando a un record número de cubanos a que tengan que abandonar su país.

Como han expresado muchos anteriormente, un punto primario de consideración en la conversación sobre cambios en Cuba es el respeto a nuestra soberanía nacional. Necesitamos cambios que no pongan en peligro nuestra soberanía nacional. Considerando esto como punto primario, no creo apropiado estar considerando nada que en estos momentos nos pueda llevar a pensar sobre cambio de régimen. Como hemos visto en los casos de Paraguay y Honduras los intentos de los Estados Unidos por asegurarse de que la Doctrina Monroe se mantenga en vigencia están todavía siendo aplicados y nosotros no queremos convertir a nuestra patria en una sucursal para el transporte de drogas. Como dijo Martí, nuestro vino será amargo pero es nuestro vino.

Para nosotros poder desarrollar a plenitud nuestra capacidad económica (con el talento que tiene nuestra gente todo es posible) necesitamos poner a un lado nuestras diferencias y buscar un camino común que nos lleve a desarrollar económicamente a nuestra patria. Entiendo claramente lo que dicen muchos acá en el exilio, que le estamos pidiendo a que ellos ayuden a esos que han sido sus enemigos políticos, y que muchos de nosotros acá hasta han sido encarcelados solo por diferencias políticas. Creo es justo decir que en el espíritu de reconciliación nacional, el cual nos beneficia a todos, no se puede hablar de encarcelamiento de nadie solo por diferencias políticas o ideológicas. No puede haber reconciliación nacional si se envía a la gente a prisión solo por diferencias políticas. Tenemos que aprender a convivir en paz con el lema adaptado “Dentro de Cuba todo, fuera de Cuba nada.”

La concentración de nuestros esfuerzos debe estar en el desarrollo económico de nuestra nación. Ya se están tomando pasos por una asistencia concreta viniendo desde el exilio a través del Grupo de Estudios Cubanos y algunos otros esfuerzos. Cuando se habla de  "ayuda al enemigo” hay que entender que por más de 50 años, Cuba ha estado siendo azotada por un embargo comercial que le impide poder desplegar todo su potencial económico. Todo cubano que se auto titule “amante de la Patria” debe unirse al esfuerzo común de cambiar la política de Estados Unidos hacia Cuba en referencia al embargo y otras medidas que perjudican las relaciones cordiales entre las dos naciones, que para muchos de nosotros son nuestras dos naciones. No se puede amar al pueblo cubano y al mismo tiempo tratar de hacerlo sufrir.

Cuando hablamos de desarrollo económico no podemos dejar de tomar las precauciones necesarias para que ese desarrollo no sea descabellado creando desarrollo económico pero también trayendo consigo una desigualdad desmesurada entre la gente. Esa desigualdad es fuente de descontento social justificado como estamos viendo en muchos paises del mundo. Seria, finamente expresado, estúpido no aprender de las experiencias de otros. También estamos hablando de Cuba, donde a pesar de las limitaciones impuestas por el embargo, existe un cuidado médico entre los mejores del mundo y un nivel educacional de envidiar (hasta los mismos emisarios de la oposición son un gran ejemplo de la gran educación cubana). Estos dos logros de la revolución cubana son logros que hay que defender hasta la muerte por mantenerlos. La campaña iniciada por Raúl para levantar el nivel de civilidad en el pueblo cubano se debe apoyar plenamente y también ser sinceros y aplicarla en Hialeah y otros lares de Miami. Calidad de vida no es solo dinero. El Ballet Nacional de Cuba, la Academia de Arte San Alejandro y el equipo de pelota Industriales son también aspectos de calidad de vida.

Esto nos lleva a la conclusión que envuelve todos los puntos anteriores. Democracia para nuestro bello pueblo! La democracia es el mejor vehículo desarrollado por la humanidad para poder desplegar plenamente todo su potencial. Pero por favor no cometamos el error de clasificar como democracia a esas naciones que usan su nombre en vano. Democracia no solo quiere decir acceso al internet. Democracia es algo vibrante donde se busca la opinión de todos para después poder llegar a una decisión en común tomando en cuenta la decisión de la mayoría sin obliterar o desprestigiar a la minoría pero  siendo firme contra atentos de entorpecer la implementación de la decisión de la mayoría.

Nuestro futuro como nación estado, como pueblo dentro de ella, está ligado a la actitud que adoptemos hacia nuestro futuro. Si dejamos a un lado los intereses individuales y le damos prioridad a los intereses de la nación tendremos un futuro brillante para todos!