De exiliada a emigrante

De exiliada a emigrante

En Cuba me llamaba Conchita Salas Diaz y vivía en el reparto del Vedado, La Habana, Cuba. Crecí en una clase media donde mi madre era ama de casa y mi padre era contador publico, profesor en la Universidad de la Habana y socio fundador de una firma de contadores públicos. Mi familia por parte de los Salas era cubana reyoya ya que el primer de Salas aparece en el pueblo de Sancti Spiritus alrededor de 1525.

Read More